Como todos los años, este 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil, una fecha cuyo objetivo es sensibilizar y crear conciencia acerca de los desafíos a los que constantemente deben enfrentarse tanto los pacientes como sus familiares. Además es una ocasión para recordar que todos los niños y adolescentes del mundo tengan la posibilidad de acceder a un diagnóstico temprano y a un tratamiento acorde a la enfermedad

¿Qué es el cáncer?

Todas las células del cuerpo tienen un sistema que controla su crecimiento, cómo interactúan con otras células y durante cuánto tiempo viven. A veces, algunas células pierden ese control y crecen de una manera que el cuerpo deja de poder regular. Esto se llama cáncer. A medida que crece, debilita a quien lo padece, daña órganos y huesos y dificulta que el cuerpo luche contra otras enfermedades.

¿Cómo es el cáncer infantil?

El cáncer infantil o cáncer pediátrico es aquel que afecta a niños y jóvenes. Es importante destacar que en estos casos, la enfermedad impacta en forma distinta respecto a cómo afecta a los adultos. Por ejemplo, muchos de los tipos de cáncer que se dan en la adultez son resultado de la exposición a agentes productores de cáncer como tabaco, dieta, sol, agentes químicos y otros factores que tienen que ver con las condiciones ambientales y de vida. En cambio, en las pediátricas las causas aun son desconocidas.

Los tipos de cáncer más frecuentes en los niños y adolescentes son:

  • Leucemias
  • Tumores de sistema nervioso, de hueso, del sistema linfático (linfomas) y de hígado.
  • Cáncer cerebral

Cada uno de éstos se comporta en forma diferente, pero todos se caracterizan por la proliferación descontrolada de células anormales. En ese sentido, es muy necesario que un niño con cáncer sea diagnosticado de manera precoz y con precisión y tratado por equipos de profesionales de la salud que sean especialistas en estas patologías.

En general, los pronósticos suelen ser más positivos que en los adultos, pero para que esto ocurra es fundamental que accedan al tratamiento adecuado en el tiempo indicado.

¿Por qué se necesita un diagnostico precoz?

Cuando el cáncer se detecta en una fase temprana, es más probable que responda a un tratamiento eficaz y aumenten las probabilidades de supervivencia, se reduzca el sufrimiento y el tratamiento resulte más económico y menos intensivo.

Un diagnóstico correcto es vital para tratar a los niños, porque cada cáncer requiere un régimen terapéutico concreto que puede incluir cirugía, radioterapia y quimioterapia. 

Este diagnostico consta de tres pasos:

  • Concienciación de las familias y acceso a la atención sanitaria
  • Evaluación clínica, diagnóstico y determinación del estadio (averiguar hasta qué punto se ha propagado el cáncer)
  • Acceso al tratamiento

Desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) acompañamos a los pacientes y las familias que están atravesando esta situación buscando generar conciencia sobre la importancia de contar con información que nos pueda alertar de la presencia de la enfermedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s