Una persona siente dolor en una parte de su cuerpo, escribe sus síntomas en un buscador de la web y obtiene un diagnóstico exprés, todo sin ni siquiera consultar con un profesional de la salud. Como si esto de por sí ya no implicara un peligro, el autodiagnóstico siempre está acompañado de la automedicación.

Frente a la necesidad de resolver de manera fácil y veloz cualquier tipo de situación, muchas veces nos encontramos acudiendo a nuestro botiquín y tomando lo primero que encontramos, sin ningún tipo de supervisión de un médico.

No es un dato menor la intervención de factores persuasivos como la publicidad, que nos convence de que una simple toma de una pastilla alcanza para calmar el dolor. Lo que estos anuncios no cuentan es sobre las consecuencias que acarrea la automedicación.

Las farmacias, cada vez más modernas y parecidas a shoppings, también nos invitan a consumir remedios por nuestra propia cuenta. A lo largo de sus pasillos, se mezclan promociones de 50% de descuento en golosinas y productos de cosmética con el 2×1 en pastillas para el dolor de cabeza o en relajantes musculares. No hay advertencia de peligros y todo parece dar lo mismo.

La escasa información que se difunde sobre los riesgos de la automedicación es sin dudas uno de sus principales problemas. Y, en ese sentido, no nos advierten que podemos estar encubriendo los síntomas de una enfermedad.

Por otro lado, hay que saber que cada medicamento actúa de acuerdo sus componentes, pero también en función de las particularidades de quien lo ingiere. Es decir, un mismo remedio puede funcionar de una manera para una persona y ser dañino para otra, generando reacciones no deseadas.

La mayoría de los que deciden medicarse suelen desconocer la composición total de los fármacos. De esa manera, también se ignora si ese remedio puede interactuar con otros, si puede generar adicción o si se está tomando la dosis adecuada.

Desde la Cámara Argentina de Empresas de Internación Domiciliaria de la provincia de Buenos Aires (CAMEID) creemos que es fundamental realizar una campaña de difusión para concientizar acerca de los peligros de la automedicación y sobre la necesidad de acudir a profesionales para llevar adelante una vida saludable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s