Desde 1991, cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, una fecha impulsada por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hoy, más de 60 países se unen a esta iniciativa que surgió como respuesta al alza de la enfermedad en el mundo y que tiene como objetivo concientizar acerca de ella y los cuidados que requiere su tratamiento. 

¿Qué es la diabetes?

Se trata de una enfermedad crónica que se manifiesta cuando el páncreas no produce insulina suficiente (la hormona que regula los niveles de azúcar en la sangre) o cuando nuestro cuerpo comienza a utilizarla de forma ineficiente. Esto puede derivar en un aumento del azúcar, o glucemia, que comienza a dañar órganos y sistemas del cuerpo. Cuando el aumento es muy elevado y no controlado, el efecto se denomina hiperglucemia.

Según la OMS, 422 millones de personas padecían diabetes en 2014. Este 2019, su lema es “Diabetes: Protege a tu Familia”, ya que un estudio de la FID reveló que 4 de cada 5 padres tienen dificultades para reconocer los signos de alerta y 1 de cada 3 no los reconocen en absoluto.

No cuidarse como corresponde puede derivar en otros padecimientos, como insuficiencia renal, ceguera, infartos, ACV o amputación de los miembros, en casos extremos. Desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) enfatizamos sobre la importancia de tomar las medidas adecuadas para prevenir esta afección o de llevar un tratamiento adecuado para combatirla, en su defecto.

Cuidados para prevenir, tratamiento para controlar

Al ser una patología crónica, la diabetes no tiene cura, pero sus efectos pueden repelerse. Antes de esta instancia, los cuidados y hábitos esenciales de prevención son los mismos para que para mantener una vida saludable: llevar una dieta y un peso corporal equilibrado, realizar actividades físicas regularmente (moderadas o intensas), evitar el tabaquismo activo y pasivo, y realizarse controles médicos anualmente para detectar cualquier posible anomalía.

Un examen de sangre puede diagnosticar tempranamente la diabetes. Si se confirma la enfermedad, la actividad física y la dieta baja en azúcares debe complementarse con un tratamiento de control y reducción continua de la glucemia, junto con otros factores de riesgo que dañan los vasos sanguíneos, como el colesterol y la alta presión arterial. En determinados casos, el paciente puede requerir medicamentos orales.

Dentro de las empresas que integran la CAMEID  atendemos a personas que padecen diabetes y entendemos cuáles son las necesidades que presentan. Por eso, celebramos que existan estas fechas en las que se propone informar a la población sobre los modos de prevención y las mejores opciones para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s