Este 24 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra Cáncer de Tiroides, con el objetivo de generar conciencia acerca de esta enfermedad sobre la que se conoce poco y que tiene mayor incidencia en las mujeres y.

Contar con información es, sin dudas, la mejor manera de prevenir enfermedades o poder detectar las señales que nos envía el cuerpo cuando algo no funciona bien. Por eso, desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires  (CAMEID) acompañamos esta fecha con datos que son importantes conocer.

La glándula tiroides es un órgano fácil de reconocer, gracias a su forma de mariposa. Está ubicada debajo de la garganta, más específicamente en la base del cuello por delante de la laringe (por debajo de la nuez de Adán).

Su función es importantísima, ya que es la encargada de producir las hormonas que ayudan a controlar la frecuencia cardíaca, la temperatura del cuerpo y el peso, además de ser responsable de algunas funciones básicas de órganos como el corazón, el hígado y el cerebro.

¿Qué es el cáncer de tiroides?

Esta enfermedad se produce cuando hay un crecimiento anormal y no controlado de un grupo de células tiroideas, las cuales forman nódulos dentro de la glándula. Cuando este incremento es continuo, hay riesgo de que se extienda a otros órganos y, eventualmente, pueda diseminarse a los ganglios del cuello.

El cáncer de tiroides suele afectar en mayor medida a mujeres que tienen entre 40 y 65 años de edad, aunque también puede ocurrirle a hombres (generalmente alrededor de los 60 años). Su origen puede ser hereditario, pero aún no se sabe a ciencia cierta qué lo desencadena.

La buena noticia es que en los últimos años, gracias a que los controles médicos son cada vez más precisos, es posible detectar de manera temprana la enfermedad, y en ese sentido, es más probable hacer un tratamiento exitoso.

La clave está en el conocimiento, ya que saber cuáles son los síntomas puede ayudar a detectar la existencia de problemas. Una de las alertas más habituales es la aparición de un bulto, que lo puede detectar el paciente o el médico en un chequeo de rutina, ya que se puede observar o palpar.

En algunos casos, la persona puede presentar dificultad para tragar o para respirar y cambios en la voz. Estos síntomas no son los más frecuentes y suelen aparecer cuando los tumores son de mayor tamaño o dependiendo de su ubicación.

Como siempre hacemos hincapié desde CAMEID, contar con información es la mejor manera de prevenir. En ese sentido, celebramos esta fecha como una ocasión para concientizar sobre lo importante que son los controles de salud para lograr una detección temprana de una enfermedad.

Este 24 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Tiroides, una fecha para crear conciencia sobre lo importante que son los controles de salud para lograr una detección temprana.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s