Entre el 1 y el 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, una iniciativa que busca promover este acto informando y concientizando sobre los beneficios que genera para los niños, las madres y la familia.

La leche materna es el único alimento que el bebé necesita hasta los 6 meses de edad. Tras ese período, y según recomendación médica, se irán sumando otros alimentos para complementar la lactancia materna que, según la Organización Mundial de la Salud, es recomendable hasta al menos los 2 años del niño.

El contacto piel con piel es fundamental, por eso es recomendable que la madre ponga al bebé contra el pecho al momento de nacer y lo amamante, si es posible, dentro de la primera hora de nacido, conocida como “la hora de oro”.

¿Por qué es buena la lactancia materna para los niños?

En primer lugar, porque es el mejor alimento y el más completo que pueden recibir los recién nacidos, ya que contiene todos los elementos que necesitan para un crecimiento saludable y la composición justa para cada etapa de su desarrollo.

Además, tiene múltiples beneficios, como por ejemplo:

  • Aporta toda la energía y nutrientes que el niño necesita en sus primeros meses de vida y es de fácil digestión para el bebé.
  • Protege inmunológicamente; ya que rara vez el bebé amamantado presente enfermedades infecciosas y crónicas, digestivas, respiratorias, otitis o alergias.
  • Ayuda a reducir la mortalidad del lactante por enfermedades frecuentes en la infancia y  aporta protección contra diabetes, hipertensión e hipercolesterolemia.
  • Permite un mayor desarrollo intelectual, psicomotor, emocional y social. Además de ayudar a desplegar una personalidad más segura e independiente.
  • Reduce la incidencia de desnutrición infantil, muerte súbita, procesos alérgicos y enfermedad celíaca.
  • Reduce los problemas dentales y malaoclusión.

Beneficios también para la mamá

Amamantar también impacta de manera positiva en las madres, algunos de ellos son:

  • Favorece el vínculo madre- hijo.
  • Disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario.
  • Acelera la recuperación física.
  • Disminuye el riesgo de padecer anemia.
  • Reduce las posibilidades de sufrir depresión posparto.

Lo cierto es que, en la actualidad, es muy difícil para las madres poder asegurar este tipo de alimentación ya que en muchos casos no cuenta con los apoyos necesarios, lo que hace imposible cumplir con las recomendaciones de una lactancia exclusiva hasta los primeros seis meses del bebé.

Por eso, el objetivo de la celebración de este año es llamar la atención de los gobiernos, sindicatos, empresas y administración a que implementen soluciones innovadoras e inteligentes que conduzcan a la igualdad de género y a mejores tasas de lactancia materna.

Desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) apoyamos la implementación de políticas que busquen equilibrar las condiciones para todas las familiar y, sobre todo, que promuevan la lactancia materna, fundamental para el niño y su madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s