Hasta hace pocos años se mantenía la creencia de que para llevar adelante un tratamiento médico o una rehabilitación la mejor opción era la institucionalización. Sin embargo, en Argentina y en el mundo esta opinión fue mutando. El uso de tecnologías de la salud ayudó a generar nuevas posibilidades e implementación de nuevas metodologías médicas.

En ese sentido, en nuestro país hace más de 30 años comenzó a aplicarse la internación domiciliaria, un sistema para la recuperación de pacientes que tiene como objetivo brindar asistencia médica dentro del hogar y que genera ventajas tanto para la persona enferma, como para su familia y el sistema de salud. 

Una de las fortalezas de este método es que evita el desarraigo de un tratamiento en un hospital o centro de salud. A su vez, el hecho de transitar el proceso de curación en el hogar, contenido por su entorno ayuda a reducir los aspectos negativos de los largos procesos de institucionalización, sobre todo en lo relacionado al desgaste psicológico y los altos riesgos de contraer infecciones intrahospitalarias que agraven su patología original.
Todos los que integramos la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires confiamos en que el correcto acompañamiento profesional sumado a la contención familiar tiene un impacto positivo en la evolución los pacientes. Ese es el motor que nos hace mejorar nuestros servicios día a día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s