Esta semana se celebró en el mundo el Día del Paludismo, enfermedad también conocida con el nombre de Malaria. Esta patología se transmite por la picadura de un mosquito silvestre (del género Anopheles) que en nuestro país está presente en las provincias de Salta, Jujuy y Misiones, principalmente.

Afortunadamente, en Argentina no se presentan casos autóctonos desde 2011 y, en ese sentido, estamos en condiciones de certificar la eliminación de la transmisión autóctona ante la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, para poder sostener este estado hay que llevar adelante acciones de prevención en materia de salud pública, en primer lugar difundiendo información sobre prevención y en segundo, capacitando a los equipos de profesionales del ámbito sanitario para poder detectar casos importados que se puedan presentar en nuestro país, algo que aún ocurre. En ese contexto, el objetivo es mantenerlos como situaciones aisladas. Para eso es fundamental conocer los síntomas y ante cualquier sospecha, acudir a un médico que pueda brindar un diagnóstico precoz.

¿Cuándo ponernos en alerta?

Las señales iniciales que puede presentar un paciente son fiebre sin etiología definida y contar con antecedentes epidemiológicos:

  • Haber viajado a una zona con transmisión activa de paludismo en los últimos 3 años (América del Sur tiene circulación de la enfermedad, salvo Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. También está presente en América Central, México y en gran parte de África y Asia)
  • Haber padecido esta patología en los últimos 5 años
  • Residir o haber viajado a zonas receptivas de Argentina, en las que se hayan presentado casos de paludismo en el último mes
  • Que presente anemia, hepatomegalia y/o esplenomegalia con causa desconocida
  • Tener fiebre sin origen conocido tres meses después de haber recibido un trasplante o donación de sangre

 

¿Cómo se trata el paludismo?

El tratamiento variará en función al parásito y a la gravedad del cuadro. No obstante, lo fundamental es comenzar el proceso de cura apenas se detecta la enfermedad, ya que si no es iniciada a tiempo, la evolución puede ser mala, deviniendo en una enfermedad crónica e incluso en la muerte.

 

Desde la Cámara de empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) consideramos que deben existir políticas públicas para la difusión y concientización de las formas de cuidarse y controlar el paludismo y cualquier tipo de patología. Desde nuestro lugar en el sistema de salud, estamos convencidos de que la información es la mejor herramienta para prevenir una enfermedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s