En Argentina se emitió una alerta sanitaria por el brote de Hantavirus, una enfermedad viral grave que ya causó más de 10 muertes, algunas de ellas en la provincia de Buenos Aires. Se trata de una enfermedad viral aguda grave, que se origina por el virus Hanta. Los ratones silvestres eliminan el virus por la saliva, las heces y la orina y de esta manera se lo pueden transmitir a las personas.

Quienes integramos la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) estamos convencidos de que la mejor manera de prevenir una complicación en la salud es teniendo información. Por ese motivo, elaboramos una guía para saber de qué se trata y cómo evitar su contagio.

Cómo se contagia

El virus se puede transmitir por cuatro vías:

Inhalación: es la causa más frecuente y se produce cuando se respira en lugares abiertos o cerrados, donde las heces o la orina de los roedores infectados desprendieron el virus contaminando el ambiente.

Contacto directo: ocurre al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores.

Mordeduras: se produce como consecuencia de la mordedura de roedores infectados.

Vía interhumana: el virus puede transmitirse entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de síntomas, a través de la vía aérea.

Los principales grupos de riesgo para el contagio de la enfermedad son los mismos que ara todas las patologías respiratorias:

  • Mayores de 60 años
  • Embarazadas
  • Niños menores de 2 años
  • Quienes poseen una enfermedad respiratoria previa

Además de los pobladores rurales, turistas, acampantes y guardaparques de las zonas afectadas y los convivientes de la persona enferma.

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas más frecuentes del Hantavirus son muy similares a los de un estado gripal, es decir fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. Cuando la enfermedad está avanzada también se puede presentar dificultad respiratoria que puede agravarse derivando en un “síndrome cardiopulmonar por hantavirus”, que puede llevar a la muerte si la persona no es tratada a tiempo.

Lamentablemente, al día de hoy no hay un tratamiento específico para la enfermedad. Por ese motivo, quienes padecen síndrome cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidos en establecimientos hospitalarios, de preferencia con unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica.

Mejor prevenir

Hasta le momento, se detectaron en Argentina cuatro regiones endémicas: Norte (Salta, Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut). Para prevenir esta enfermedad, en estas zonas es importante:

  • Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.
  • Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas.
  • Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.
  • Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.
  • Colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.
  • Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones).Cubrirse la boca y la nariz con un barbijo N95 antes de ingresar.
  • Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.
  • Si se encuentra un roedor vivo: no tocarlo y consultar en el municipio.
  • Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.

Las personas que presenten síntomas de la enfermedad deben concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta y evitar el contacto estrecho con otras personas.

Como siempre señalamos desde CAMEID, la prevención es el mejor tratamiento de una enfermedad y, por eso, conocer sus causas y síntomas es fundamental. Es muy importante estar atentos a las señales que envía el cuerpo y, ante cualquier alerta, visitar a un profesional de la salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s