El sentido de la vista es uno de los principales y más desarrollados sentidos del cuerpo humano. En un mundo donde lo preponderante son las imágenes y lo visual, se entiende por qué el 80 por ciento de la información es percibida mediante los ojos. Y, sin embargo, la importancia que se le da a la salud visual suele ser escasa.

Para llevar una vida saludable no alcanza sólo con una visita anual al médico clínico. Lo cierto es que a medida que pasan los años, los problemas de salud tienden a agudizarse. En ese sentido, hay ciertos hábitos que hay que adoptar para conservar la vista de la mejor manera posible y prevenir posibles patologías.

Una de las medidas que se debe tomar es acudir al menos una vez por año al oftalmólogo ya que, de esa manera, es posible la detección precoz de problemas en los ojos. Si se encuentran anomalías, será más fácil controlarlas y corregirlas a tiempo.

Los alimentos y la visión

Además de asistir con un profesional, hay un abanico de cuidados a tener en cuenta, como por ejemplo mantener una dieta saludable que incluya alimentos con vitaminas A,C y E, presentes en las zanahorias, los espárragos, en algunos pescados, en muchas frutas y en los lácteos, entre otros.

En casos de personas con patologías oftalmológicas o mayores, cuya dieta no sea suficientemente adecuada, será necesario complementar la alimentación con suplementos vitamínicos y minerales.

Ejercicios para relajar

El cuidado de la iluminación es otro factor a tener en cuenta para la vista. Sobre todo en los espacios donde se permanece más tiempo, como en los lugares de trabajo. Además, durante las largas jornadas laborales o de estudio, es importante realizar ejercicios de relajación de la vista, aplicando técnicas que sirvan para alivianar la fatiga visual y bajar la tensión que se acumula en los músculos del aparato ocular.

Preservar la superficie ocular resulta también fundamental. Ésta se mantiene transparente debido a la lubricación de la película lagrimal, que se genera al parpadear. Para evitar la sequedad, que suele ser consecuencia de fijar por mucho tiempo la vista en pantallas o libros, se aconseja, por ejemplo, el uso de gotas o lágrimas artificiales.

Atención al verano

Para los meses de verano hay algunos cuidados especiales que se deben tener a fin prevenir enfermedades, ya que las altas temperaturas, el sol, los ambientes secos, los aires acondicionados o el cloro de las piletas, la sal del mar, entre otros, pueden afectar la visión.

Esta suele ser una época en la que se incrementan los procesos inflamatorios de los ojos (conjuntivitis alérgica o irritativa). Además, las radiaciones resultan dañinas para la córnea y el cristalino, y los rayos ultravioleta inducen al envejecimiento de la piel y del cristalino y pueden producir cataratas.

Para evitar dañar los ojos, para estos días se recomienda el uso de anteojos de sol, viseras protectoras o sombreros, antiparras para el agua y la aplicación de protector solar con filtro UV, ya sea para permanecer un largo tiempo bajo el sol o para simplemente salir a la calle.

Desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) compartimos estos consejos porque estamos convencidos de que la prevención es la mejor herramienta para mantener una vida saludable.

 

 

Fotos: Freepiks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s