La nutrición es un aspecto esencial en la salud,  mantener una buena y balanceada alimentación hace que el cuerpo se mantenga sano. Es por ello que los estándares nutricionales en los enfermos es de vital importancia, deben recibir atención nutricional para favorecer  la mejoría o para evitar complicaciones en los procesos de recuperación.

Sin embargo existen múltiples situaciones y enfermedades que pueden impedir el inicio de estos procesos: parálisis cerebral, ACV, patologías del sistema nervioso, patologías digestivas (de origen inflamatorio, oncológico o quirúrgicos), sepsis, quemaduras, traumatismos graves, etc. Estas situaciones pueden provocar trastornos, donde el organismo es incapaz de mantener sus funciones vitales, pierde capacidad de defensa frente a posibles infecciones, altera los mecanismos de cicatrización, reposición y reconstrucción de tejidos lesionados y presenta menor tolerancia y respuesta a tratamientos.

Este es el caso de muchas de las patologías que son atendidas con Internación Domiciliaria, es por ello que para optimizar el valor de la nutrición a la hora de evaluar la condición de los pacientes se toma en cuenta tres aspectos principales: los biológicos, psicológicos y sociales. Mantener una constante observación de la evolución en estos aspectos del paciente permite obtener información útil para establecer un pronóstico de la recuperación y prescribir las terapias de apoyo nutricional adecuadas a cada caso particular.

La nutrición participa de manera importante en la recuperación y evolución clínica, de acuerdo a la patología presente y al motivo de la internación. Además la internación domiciliaria le brinda al paciente y su familia permanecer en  la comodidad de su casa, recibiendo un tratamiento, seguimiento y control nutricional específico.

También hay circunstancias poco favorables, donde se debe recurrir a la nutrición artificial para cubrir las necesidades del organismo, aportando los nutrientes necesarios a través de fórmulas especialmente diseñadas. En sus dos modalidades, nutrición enteral y nutrición parenteral. La primera aporta los nutrientes por vía endovenosa y la segunda aporta los nutrientes utilizando la vía digestiva.

Desde CAMEID nos preocupamos en ofrecer un servicio de calidad, avalado por el trabajo cotidiano de un equipo que incluye profesionales médicos, nutricionistas y enfermeros especializados. Todos debidamente equipados con la tecnología necesaria. De esta manera trabajamos y promovemos la calidad de vida de cada paciente, favorecemos su recuperación y sostenemos las mismas garantías de seguridad de una internación hospitalaria desde la comodidad de sus hogares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s