Este domingo 10 de junio se conmemora en Argentina, el Día de la Seguridad Vial. Se trata de un día para a promover la educación vial que es, sin dudas, la mejor manera de reducir los accidentes de tránsito y sus consecuencias.

Las cifras en nuestro país son un motivo para estar en alerta: durante 2017 murieron por esta causa más de 7.200 personas a lo largo del territorio nacional. Es decir, hubo un promedio de 20 persona fallecidas por día, según las estadísticas de la Asociación Civil Luchemos por la Vida.

Otro dato alarmante es cuánto le cuestan al sistema de salud público y privado los accidentes de tránsito: cerca de 7.400 millones de dólares. Esta cifra surge de un relevamiento realizado por el Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV) sobre los registros policiales, de salud pública y de las compañías de seguro de todo el país e incluye los factores humanos, vehiculares, ambientales, legales y sanitarios.

Quienes formamos parte de la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria (CAMEID) recibimos muchas personas que padecieron accidentes viales y presentan algún tipo de politraumatismo. En ese sentido, estimamos que se trata del 15% del total de nuestros pacientes.

El tratamiento que suele realizarse con las víctimas de accidentes que atraviesan tratamientos en sus hogares se basa, en la mayoría de los casos, en una rehabilitación kinesiológica motoramuchas veces con un acompañamiento psicológico, dependiendo del tipo de trauma padecido. Otro aspecto en el que hacen hincapié nuestros profesionales es en la reinserción a la vida laboral. En este punto hay una diferencia con respecto a la contención de los pacientes con patologías crónicas, donde el enfoque está puesto en que puedan retomar las actividades cotidianas.

En nuestro país, si bien se ha avanzado significativamente en el tema de la seguridad vial generando innumerables acciones que van desde campañas de concientización a cuestiones concretas que parten de decisiones del Estado, aún es necesario fomentar la educación, sobre todo, si se tiene en cuenta que la principal causa por la que mueren los jóvenes de entre 15 y 25 años es por las lesiones que sufren en los siniestros viales. Además, y esto es tal vez lo más alarmante, 9 de cada 10 hechos son por causados por el factor humano.

Desde la CAMEID, apoyamos y fomentamos toda acción que apunte a generar conciencia sobre esta problemática porque estamos convencidos de que la prevención es el mejor tratamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s