Cada 17 de mayo se celebra en el mundo el Día de la Hipertensión Arterial. Esta condición es el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, que constituyen unas de las primeras causas de muerte.

En ese sentido, esta fecha se presenta como una ocasión para tomar conciencia sobre las consecuencias que acarrea esta patología, sobre todo en un escenario muy dispar entre aquellos que saben que son hipertensos, los que reciben tratamientos, los que están controlados y los que desconocen que atraviesan dicha condición. Frente a esto, el conocimiento y la información son fundamentales.

Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de hipertensión? Se trata una enfermedad frecuente que, principalmente, afecta a la población adulta y que es consecuencia del aumento de la fuerza de presión que ejerce la sangre sobre las arterias de forma sostenida.

Uno de los mayores problemas para detectarla es que se trata de una enfermedad silente, es decir que no produce ni síntomas ni signos evidentes durante mucho tiempo pero que, no obstante, van deteriorando el organismo y, si no se tratan, pueden desencadenar eventos cardiovasculares. Además, puede generar otras complicaciones, como los accidentes cerebrovasculares.

El ACV es una condición que se produce cuando hay una interrupción brusca en el flujo sanguíneo del cerebro y, como consecuencia, éste deja de recibir el oxígeno y los nutrientes que requiere para su funcionamiento normal, derivando en la muerte del tejido cerebral.

Existen dos tipos de accidentes, que tienen que ver con el modo en que se producen. Si se debe a la obstrucción de una arteria, generando un infarto cerebral, se denomina isquémico –el 80 por ciento de los ataques pertenecen a esta categoría-, en cambio, si se genera por la ruptura de una arteria cerebral y luego se forma un hematoma en el tejido, se trata de un ACV hemorrágico.

Muchos de los pacientes que atendemos en Internación Domiciliaria son personas que han transitado un Accidente Cerebrovascular y, según nos indica la experiencia, los cuidados que deben recibir –sobre todo en casos con daños más profundos- son sumamente dificultosos. Es por eso que desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria (CAMEID) hacemos tanto hincapié en la importancia de tomar medidas de prevención y llevar una vida saludable, además de estar atento a cualquier síntoma que pueda desencadenar en un ACV.

Hasta el día de hoy, la hipertensión arterial no es curable, sin embargo es posible controlarla. En ese sentido, desde la Organización Mundial de la Salud advierten que si se logra tratar “al menos a la mitad de la población que padece esta patología y no la controla, incluyendo aquellos tratados con valores de presión arterial sub-óptimos y aquellos no tratados, en 10 años se podrían prevenir 10 millones de muertes en el mundo debidas a eventos cardiovasculares”.

Sin dudas, la mejor forma de controlarla es mediante un tratamiento regular que ayude a bajar la presión y a mantenerla estable, acompañado por una medicación. Por otro lado, es importante llevar una dieta saludable, mantener un consumo reducido de sal, de bebidas alcohólicas y de café.

Otro consejo que como profesionales de la salud solemos dar a nuestros pacientes es la incorporación de alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras, y otros que contengan ácidos grasos poliinsaturados como el pescado, maíz, soja, girasol, calabaza y nueces. En contraposición, lo ideal es reducir los platos con grasas saturadas, como fritos, productos de pastelería y grasa vacuna.

Desde ya, tanto para esta patología como para tener una vida saludable en general, es importante abandonar el hábito del cigarrillo, uno de los peores enemigos de la salud. Además, realizar regularmente actividad física ayudará a mantener el cuerpo y la mente sanos.

Desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires consideramos que lo más importante de la celebración es que se trata de una oportunidad para trabajar en la prevención y el control de la hipertensión para, así, prevenir la cantidad de muertes por enfermedades cardiovasculares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s