Desde 2013, la ONU instaló este día en reconocimiento a la importancia del bienestar y la felicidad como aspiraciones universales de los seres humanos. Sin embargo, la felicidad tiene un proceso químico en nuestro organismo, que es fundamental para la recuperación y tratamiento de un enfermo.

Se trata de la serotonina, la dopamina y la endorfina, unas hormonas que el cuerpo es capaz de producir y que estimulan el sistema nervioso de la persona, produciendo una respuesta tanto física como emocional que genera bienestar.

Llamadas comúnmente como las “hormonas de la felicidad”, actúan sobre ciertas neuronas y lo hacen a través de los receptores de la membrana superficial que existen en éstas. Si estas hormonas no existieran, aun estando sanos físicamente, sentiríamos alguna molestia en alguna parte del cuerpo.

Felicidad, deriva del latín “felicitas”, que significa estado de grata satisfacción espiritual y física.

En efecto, las endorfinas tienen un rol importante en la recuperación de los pacientes, por lo que son esenciales para la salud: promueven la calma; generan sensación de bienestar, mejoran los estados de ánimo, reducen y alivian dolores, retrasan el envejecimiento, reducen la presión sanguínea, evitan lesiones, potencian el sistema inmune y reducen la ansiedad, entre otros beneficios para la salud física y mental de la persona.

Las endorfinas se activan siempre que realizamos cualquier actividad que estimule nuestros sentidos. La música, el arte, el cine, la comida, las caricias, el ejercicio influyen en el proceso químico en nuestro organismo capaz de crear el estado de “felicidad”.

El ejercicio físico tiene múltiples ventajas para el organismo, pero es también un generador rápido y simple de endorfinas, conocida como la hormona de la felicidad. Es por eso que desde Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos aires (CAMEID) impulsamos siempre la actividad física como uno de los factores fundamentales para la recuperación, ya que relaja al paciente y lo mejora anímicamente.

En muchos casos, quienes acceden al servicio de Internación Domiciliaria han sufrido o transitan patologías degenerativas o invalidantes que les dificulta y, en algunos casos, hasta les impide realizar tareas de la vida cotidiana, pero siempre es importante para el tratamiento cuidar el entorno y el humor del paciente.

Como ya hemos dicho y recomendado, realizar una actividad física moderada aumenta la sensación de bienestar general, reduciendo a su vez el deterioro cognitivo, la depresión, el estrés y mejorando la autoestima, entre otros efectos positivos sobre la salud mental.

Es por eso que en este 20 de marzo desde CAMEID  nos sumamos al reconocimiento a la felicidad impulsado por la ONU y en su esfuerzo por promover la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno, por su aporte a la salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s