Aunque no muchos pacientes y sus familiares lo saben, el sistema de internación domiciliaria se instaló en Argentina hace más de 30 años, como un método superador que genera beneficios para la persona enferma y para su entorno. Esté procedimiento fue incorporado como una prestación básica esencial en Plan Médico Obligatorio Nacional (PMO) en el año 2002. Esta modalidad de atención, no sólo ofrece beneficios a quien padece una patología, sino que además repercute de manera positiva en todo el sistema de salud pública y genera un ahorro en el financiador del tratamiento.

En nuestro país, el sistema de atención en el hogar se viene aplicando y perfeccionando desde el año 1983 y ha mejorado las posibilidades de mejoría, rehabilitación y curación de los pacientes. Esto, claramente tiene que ver con el desarrollo del tratamiento en un ámbito doméstico.

La internación médica domiciliaria es un procedimiento en el cual los portadores de determinadas patologías pueden continuar los tratamientos en sus casas. La experiencia de años de aplicar esta metodología indica que cuando la persona permanece en su entorno, con las comodidades a las que está acostumbrado y rodeado de sus seres queridos, se produce un mejor desenvolvimiento de sus funciones motoras y una mayor aceptación del medio desde el punto de vista cognitivo. La combinación de todos estos factores deviene en una mejoría cualitativa y cuantitativa más importante en comparación a una internación nosocomial.

Por otro lado, hay que destacar que el paciente que se interna en su hogar cuenta con la asistencia personalizada de un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud, preparado para cubrir todos los aspectos y necesidades del paciente.

Las empresas que integramos la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) hemos recorrido un largo camino y generamos las instancias para que cada vez más pacientes puedan acceder a este tipo de procedimientos. Como representantes del sector estamos convencidos de que los efectos positivos que este sistema brinda a la persona enferma no sólo tiene que ver con las consecuencias de transitar en su casa un proceso de curación, sino que además, al evitar permanecer en un hospital u otro centro de salud se reducen significativamente los aspectos negativos de largos procesos de institucionalización: el desgaste psicológico y los grandes riesgos de contraer infecciones intrahospitalarias que agraven su patología original.

Es importante señalar que los beneficios del sistema atención en el hogar no son sólo para los pacientes, sino que alcanzan al sector público de la salud. En ese sentido, cabe destacar que una externalización genera una reducción del 40 por ciento de los gastos. Esto, se debe a que el “servicio de hotelería” de los nosocomios es uno de los costos más grandes que conlleva la institucionalización de un paciente.

Otro aspecto a favor que se destaca del servicio de internación domiciliaria es que ayuda a descomprimir el sistema de salud, ya que produce una liberación de camas y genera más vacantes. De esta manera, se produce un impacto positivo tanto en el ámbito público como en el privado, que han alcanzado profundos niveles de saturación.

En la actualidad, cada vez más tratamientos pueden ser realizados en el hogar. Esto se debe a la constante incorporación de tecnologías aplicadas a la salud, como por ejemplo la posibilidad de llevar a cabo el control y seguimiento de un paciente a distancia. Se produce, de esta manera, una democratiza la atención médica que trasciende cualquier límite físico o geográfico.

Hoy, en el marco de la internación domiciliaria un paciente puede acceder a servicios tales como diálisis peritoneal, tratamientos de quimioterapia, transfusiones, laboratorios. Además, gracias a los avances de la tecnología, se llevan adelante múltiples estudios diagnósticos complementarios como EGC, ecografías, ecodoppler, rayos X y muchos otros, sin necesidad de que la persona salga del hogar.

El desafío a futuro, tanto para CAMEID como para todas las empresas del sector, es ampliar la cobertura que brinda este sistema que, actualmente, brinda cuidado. La posibilidad de que cada vez más pacientes accedan a una internación domiciliaria ayudará, a su vez, a mejorar el sistema de salud de la Argentina. Nuestro compromiso y nuestra apuesta es fundamentalmente prolongar y mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s