El hipotiroidismo es una enfermedad que se produce por un déficit de hormonas tiroideas, que son las que controlan el ritmo de muchas de las actividades que realiza el cuerpo. Si bien puede afectar a cualquier persona, son las mujeres las que tienen más probabilidades de contraerla.

Como profesionales del sector de la salud, los miembros de la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) estamos profundamente preocupados porque hemos detectamos que hay una gran cantidad de pacientes que transitan esta patología sin ser conscientes de ello.

En muchas ocasiones, esto tiene que ver, según coinciden los especialistas, con que se trata de un cuadro muy escurridizo, que a veces no se puede detectar en los análisis, y con que sus síntomas pueden confundirse con señales de otra enfermedad. En ese contexto, la mejor forma de diagnosticarla es a través de los efectos que genera en el cuerpo y para ello es fundamental prestar atención a las señales que éste envía.

Los signos con los que se manifiesta esta patología suelen variar en función de la gravedad de la deficiencia hormonal y tienden a manifestarse cuando ya está un poco avanzada. Sin embargo, se puede advertir que entre las primeras señales que aparecen, las más frecuente son la fatiga y el aumento de peso, síntomas que fácilmente pueden ser confundidos con cualquier otro cuadro de salud o, como por ejemplo, con consecuencias de la edad.

Lo cierto es que esta enfermedad tiende a “robarse” la energía de las personas dejándola sin fuerzas para realizar sus actividades cotidianas y haciéndola dormir muchas horas. En otras ocasiones, en cambio, el mismo paciente puede experimentar insomnio.

Los vaivenes no son únicamente en relación al sueño, sino también a los cambios de temperatura. Quienes padecen hipotiroidismo pueden pasar rápidamente del calor al frío aunque el clima sea estable, ya que son más sensibles a las bajas temperaturas.

Otra forma de darse cuenta de que se puede estar transitando la enfermedad es a través de ciertos cambios físicos, como la hinchazón del rostro y los párpados, y la inflamación tanto en pies como en manos. Éstas muchas veces también pueden sufrir de cosquilleo, sobre todo en instancias donde el hipotiroidismo está más avanzado.

Hay cambios de aspecto que tienen que ver con la piel y el pelo. En ambos casos, suelen presentar sequedad y debilidad. En el caso del cabello, puede volverse muy frágil y caerse, y respecto a la dermis, suele generar mucho acné.

Es muy probable que también se detecten cambios en el peso. No importa qué tipo de dieta se realice, aunque sea estrictamente saludable, habrá un incremento. Las actividades físicas y el ejercicio constante no sanarán la enfermedad, pero ayudará a aplacarla.

Otros síntomas frecuentes tienen que ver con problemas de colesterol, de presión arterial, dolores, rigidez e hinchazón tanto muscular como en las articulaciones, enzimas elevadas y hasta molestias vinculadas a la salud bucal.

El hipotiroidismo puede manifestarse también a nivel emocional. Muchos pacientes con esta patología relatan que tienen recurrentes cambios de humor, lloran o se enojan sin ninguna razón, y a veces hasta sufren profundos ataques de angustia o de pánico, por lo que sienten que no pueden respirar.

Como demuestran sus síntomas, esta enfermedad afecta y deja sus huellas a lo largo de todo el cuerpo. Esto, a su vez, deviene en un desgaste total de la persona que en algunas ocasiones  por deteriorar los vínculos sociales.

Si bien existe tratamiento para esta enfermedad y medicación para aplacarla, lo fundamental es no abandonarlo a pesar de manifestar mejorías. Por otro lado, es muy importante avisar al médico ante cualquier cambio que se produzca durante el procedimiento.

Frente a este panorama, desde la CAMEID buscamos concientizar acerca de las formas en las que puede presentarse esta patología, para que todos aquellos que la padecen y no lo saben tomen noción de los riesgos que acarrea. Conocer es prevenir, y esa es la mejor manera de controlar cualquier enfermedad y llevar una vida plena y saludable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s