La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de tejido o de masa ósea, produciendo debilidad y fragilidad en los huesos. Quienes la padecen, están más expuestos a sufrir fracturas. Muchas personas dentro del sistema de internación domiciliaria, son pacientes con esta enfermedad y son tratados por patologías que se derivan de ella.

Una de las principales características de la osteoporosis es que es asintomática, lo que hace que muy difícil su detección temprana. No obstante,hay algunos indicios que hay que tener en cuenta: las fracturas –sobre todo de la columna vertebral, muñecas y cadera-, la pérdida de estatura o si la postura comienza a encorvarse. Estas señales pueden no ser las únicas, pero son las más frecuentes y ante las que hay que estar más atento.

Hay factores que pueden considerarse de riesgo. Algunos de ellos son inalterables, como la edad y el sexo. Las mujeres, especialmente durante la menopausia, son más proclives a padecer esta enfermedad; aunque cada vez más hombres se suman a los registros de pacientes con osteoporosis en todo el mundo.

La raza también puede influir, y son las personas de raza blanca o de ascendencia asiática, las que más probabilidades tienen de padecerla. En contraposición, las mujeres afroamericanas están en menor riesgo, comparado con otros grupos raciales.

Otra causa tiene que ver con la genética. En ese sentido, hay que prestar atención a la historia familiar y a la propia, sobre todo quienes sufren fracturas después de los 50 años.

Existe otro grupo de factores de riesgo que son los denominados “variables” y que, en general, se vinculan con los estilos de vida y de consumo.

La contextura física, por ejemplo, puede guardar relación con la osteoporosis. Las personas con más riesgo son las que tienen cuerpos demasiado delgados o de huesos muy pequeños.

Quienes llevan una vida sedentaria y de inactividad física también pertenecen al grupo de riesgo, ya que no hacer ejercicios o permanecer sin movimiento durante largos períodos de tiempo aumenta la posibilidad de desarrollar esta patología.

El tabaquismo y el consumo en exceso de alcohol siempre implican un daño y en el caso de esta enfermedad, hay que resaltar que el tabaco es nocivo para las células de los huesos y puede dificultar la absorción de calcio. El alcohol, por su parte, puede reducir las reservas de calcio del organismo.

Otro peligro reside en la mala alimentación, sobre todo en la falta de vitaminas D y de calcio. En ese sentido, para prevenir la osteoporosis se recomienda agregar determinados alimentos a la dieta diaria.

Los lácteos y sus derivados –leche, yogurt y queso, entre ellos- son fundamentales. También es importante incorporar pescados, como salmón, atún, caballa, sardinas, entre otros, ya que aportan mucha vitamina D. Los cuidados en la selección de los alimentos son muy importantes, sobre todos para los pacientes mayores.

Recomendaciones

Para prevenir o retrasar el desarrollo de esta enfermedad, hay varias recomendaciones, además de los cambios de la dieta. Una de ellas es realizar ejercicios diarios. Es fundamental mantener los huesos en movimiento, adaptando las actividades a la edad y las características físicas de las personas.

Caminar, nadar o andar en bicicleta son algunas de las mejores opciones para fortalecer los músculos y el equilibrio. Sin embargo, durante la realización de ejercicios es primordial evitar caídas. En ese mismo sentido, la disposición de los muebles en el hogar es relevante, sobre todo donde viven personas mayores, para que no haya golpes o tropiezos.

Por su puesto, hay que  prestar atención a los síntomas y a las señales que nos envía el cuerpo, y ante cualquier alerta, consultar con un médico.

Desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID), desarrollamos una campaña de prevención y concientización a pacientes y familiares con el objetivo de disminuir el impacto de esta patología, que afecta a gran parte de la población mundial. Prevenirla, implica una reducción de gastos en salud, una mayor productividad y una vida más larga y de mejor calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s