La tecnología aplicada a las prácticas médicas generó nuevos paradigmas de posibilidades, de modo que pueden dar respuesta en cada campo de la salud. Estos nuevos paradigmas impactaron particularmente en la forma de tratar las enfermedades crónicas, que son en la actualidad, las causantes del 70% de las muertes en el planeta, según la Organización Mundial de la Salud.

Para el sistema de Internación Domiciliaria, en el cual el paciente puede continuar su tratamiento en su hogar, la aplicación de la tecnología resulta primordial. Cabe recordar que quienes utilizan esta opción son, en general, personas que padecen enfermedades crónicas o adultos mayores.

Ya señalamos en otras oportunidades cuáles son las ventajas de la Internación Domiciliaria para la recuperación de los pacientes. Y si la meta es mejorar la calidad de vida de las personas, las tecnologías que se aplican en el sector de la salud están haciendo un buen trabajo.

En ese contexto, el sistema de Telemedicina también ha significado un avance impresionante que se traduce en, ni más ni menos, la democratización de la salud, ya que mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación se ha facilitado el acceso de las personas a tratamientos con profesionales especializados, trascendiendo las restricciones geográficas. Este sistema se encuentra en proceso de desarrollo, buscando poder brindar  y mejorar la cobertura médica a las personas que padecen enfermedades crónicas.

A esto, hay que sumar el intento de una aplicación cada vez más generalizada de la Historia Clínica Digital, que reúna todos los antecedentes médicos del paciente.

En un contexto de avances en la tecnología aplicada a la salud, en los últimos días en Argentina  el PAMI anunció la aplicación de un nuevo sistema de orden médica electrónica. Se trata de una herramienta informática que facilitará la emisión de órdenes de prácticas médicas, estudios complementarios –laboratorio y diagnóstico por imagen-, atención domiciliaria integral y derivación a especialista. Este, sin dudas, es un paso importantísimo.

Con todos los progresos que estamos viviendo, es interesante plantearnos qué es lo que se viene en este campo: inteligencia artificial, que favorecerá a los avances en imagen médica;  big data; robótica e impresiones 3D –fundamentales para la creación de órganos, tejidos para trasplantes, prótesis e implantes- son algunas de los avances que están revolucionando la materia.

Es claro que hay mucho por delante y un abanico de opciones para desarrollar. No obstante, este proceso podrá realizarse mediante un incremento de la inversión en equipos e infraestructuras, sobre todo en el ámbito público. Es necesario llevar adelante una modernización de la tecnología actual, para que no quede obsoleta frente a las innovaciones del sector.

La tendencia va en alza: actualmente en Japón se están realizando pruebas de robótica asistencial –para el cuidado de los pacientes y para utilizar en cirugías- y de nanorobots pensados para administrar de forma automática la medicación.  Y estos, sólo a modo de ejemplo de la revolución que estamos transitando.

Desde la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria, consideramos fundamentales todos los avances que tengan como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas y entendemos que, hoy en día, el reto es generar una inversión para que estás tecnologías no queden sólo para quienes acceden al sector privado, sino que se apliquen en el sistema público de salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s