Quienes formamos parte de la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria, estamos convencidos de que este sistema es una opción realmente superadora para la recuperación de los pacientes. Está comprobado que asegurando estándares de calidad y de profesionalismo, una persona se recupera o mejora su calidad de vida cuando está en su entorno familiar, con atención médica personalizada.

La Internación Domiciliaria es una modalidad de atención a la salud que tiene como objetivo brindar asistencia tanto al paciente como a su familia en su hogar. Es tan importante la dimensión del entorno de paciente, como el paciente mismo.

La posibilidad de disminuir la institucionalización de las personas en nosocomios tradicionales, ayuda a atenuar los efectos negativos que éstos producen tales como las infecciones intrahospitalarias, el aislamiento del paciente, la desestabilización económica que muchas veces llevan a la desintegración familiar y de entorno.

La internación domiciliaria tiene antecedentes muy antiguos; de hecho puede ser considerada como el resultado del proceso de profesionalización del cuidado que desde siempre los familiares, vecinos y amigos han dado a las personas enfermas. El sistema más antiguo fue el del Boston Dispensary iniciado en 1796.

De forma sistémica se originó en el año 1947 en Estados Unidos pensado como una extensión del hospital en el domicilio del paciente y con la necesidad de descongestionar las salas de los hospitales. Pero también fue impulsado y creció como una forma de que los pacientes se sintieran en un ambiente más humanos y favorables para su recuperación. Ese espíritu sigue vigente al día de hoy.

A partir de esa experiencia surgieron prácticas similares en distintas partes del mundo. En el caso de Europa, por ejemplo, emergieron una variedad de modalidades ajustadas a las necesidades del sistema de salud de cada nación.

En el año 1996 y como consecuencia del desarrollo irregular de los servicios de Internación Domiciliaria, se evidenció la necesidad de crear la Oficina Europea de la Organización Mundial de la Salud que coordina el programa From Hospital to Home Health Care. Su objetivo primordial: promover y estandarizar este novedoso sistema de salud.

En nuestro país, las primeras instituciones que implementaron servicios de internación domiciliaria fueron hospitales que lo utilizaban como extensión hospitalaria. Entre ellos el Hospital Privado de la Comunidad de Mar del Plata y el área de Traumatología del Hospital Castex de San Martín.

Sin embargo en la Argentina, la internación domiciliaria forma parte del Programa Médico Obligatorio Nacional desde el año 2002, en el conjunto de prestaciones básicas esenciales garantizadas por los Agentes del Seguro de Salud y desde esa fecha hasta hoy han proliferado las empresas que brindan cuidados con distintos niveles de complejidad.

En nuestro país, las empresas de internación domiciliaria se rigen mediante pautas creadas para la admisión de pacientes con altos estándares de calidad y profesionalización. Las principales tienen que ver con que el paciente se encuentre clínicamente estable y que presente una patología cuyo tratamiento –contínuo o discontínuo- pueda llevarse adelante en su domicilio. En este sentido, las condiciones habitacionales del hogar del paciente son imprescindibles para que su obra social (PAMI, IOMA o cualquier otra) pueda otorgar la cobertura del servicio y las empresas llevar adelante la terapia indicada.

Según distintas evaluaciones realizadas este método de salud, la internación domiciliaria se traduce en una mejora en la atención del paciente y la participación activa de éste y de su familia en el proceso de tratamiento. Y es también conveniente para el financiador, sea quien sea, ya que reduce un 40% los costos en salud en comparación con los de un paciente institucionalizado.

Hace 8 años, los miembros de distintas empresas de Internación Domiciliaria comprendimos la necesidad de trabajar en conjunto por una meta en común: promover y concretar el desarrollo del sector. Con ese norte nació la Cámara de Internación Domiciliaria y Actividades Afines de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID) que hoy me toca presidir y que nuclea y representa a empresas, profesionales y proveedores de este sistema en nuestro país.

La internación domiciliaria, es una alternativa joven con potencial y soluciones a viejos problemas de la medicina actual. Es la medicina del futuro, hoy.

11 thoughts on “Internación Domiciliaria: Medicina del futuro, hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s